Aerogenerador al final de un camino rural

¿Qué está pasando con los parques eólicos?

Gladys Ramón

Gladys Ramón

Coordinadora docente

Se ha hecho frecuente escuchar o leer frases como estas:

“Este sábado, protesta en Santander contra los parques eólicos

proyectados en la región”

Se ha convocado una concentración a las 11.00 horas en la plaza de Las Estaciones, desde donde se recorrerá el centro de la capital.

El Diario Montañés, jueves 19 de agosto de 2021

180 asociaciones ecologistas y sociales protestan en Madrid contra los megaproyectos de renovables en zonas rurales

Miles de manifestantes critican el impacto ambiental y social de las grandes plantas en el campo bajo el lema “Renovables sí, pero no así”

El País, sábado 16 de octubre de 2021

La creación de parques eólicos en distintas partes del mundo, ha desatado una importante controversia entre los vecinos y las empresas de energías renovables. 

En los últimos años , los conflictos sociales por la instalación de parques eólicos han sido bastante frecuentes. La preocupación por la liberación a la atmósfera de gases de efecto invernadero, a partir de la quema de combustibles fósiles, y sus efectos sobre el calentamiento del planeta y el cambio climático, ha impulsado en varias regiones de España y otros países del mundo, una transición hacia modelos energéticos basados en energías limpias.

Además, los gobiernos de muchos países también están preocupados por la creciente información científica que advierte del cercano agotamiento de los combustibles fósiles y sus posibles consecuencias, al aumentar los costos de estos y la dependencia que se generaría de los países productores.

Manifestación en contra de los grandes proyectos de renovables

Ante este panorama, las energías renovables han tenido un importante impulso en años recientes, y entre las fuentes de energía renovable, la eólica ha sido una de las que más auge ha experimentado por utilizar una tecnología menos costosa y con mayores avances en el sector, siendo por ello más competitiva que el resto. Los estudios de opinión muestran que la gente apoya mayoritariamente la transición hacia las energías limpias en general y se muestra a favor de la energía eólica en particular.

No obstante, las personas han ido descubriendo que la energía eólica y específicamente la instalación de grandes parques eólicos,  no son la panacea, que si bien pueden ayudar a resolver una complicada problemática,  las comunidades cercanas han venido sufriendo algunos efectos poco deseados. En este sentido trataremos de explicar brevemente qué es la energía eólica y a que llamamos un parque eólico, así como sus principales ventajas y desventajas, para que cada uno de vosotros pueda formar su propia opinión.

La energía eólica es aquella que se genera al transformar el movimiento de las corrientes de aire en energía eléctrica. La energía eólica es una fuente de energía renovable que se obtiene de la energía cinética del viento que mueve las palas de un aerogenerador,  el cual a su vez pone en funcionamiento una turbina que la convierte en energía eléctrica.Las palas de un aerogenerador giran entre 13 y 20 revoluciones por minuto, según su tecnología,  a una velocidad constante o bien a velocidad variable, donde la velocidad del rotor varía en función de la velocidad del viento para alcanzar una mayor eficiencia.

Para aprovechar el viento que se produce en tierra, se construyen enormes complejos eólicos capaces de extraer el máximo potencial de este recurso limpio y renovable.

Estos complejos eólicos también  llamados  parques eólicos son conjuntos de aerogeneradores que se han popularizado en los últimos años debido a que la energía eólica se considera una “energía limpia” (respetuosa con el medioambiente), ya que no requiere una combustión que produzca residuos contaminantes,  ni destruya recursos naturales. No obstante, la cantidad de energía producida de origen eólico es aún una mínima parte de la que se consume por los países desarrollados.

El principal problema de los parques eólicos es la incertidumbre respecto a la disponibilidad de viento cuando se necesita. Esto imposibilita que la energía eólica sea utilizada como fuente de energía única y la obliga a estar respaldada siempre por otras fuentes de energía con mayor capacidad de regulación (térmicas, nucleares, hidroeléctricas, etc.). Otro problema a considerar son sus efectos en el medioambiente.

¿Cómo afecta la energía eólica al medioambiente? 

Al estudiar, desde el punto de vista medioambiental, el empleo de aerogeneradores, debemos entender su incidencia en dos sentidos. El primero es considerar la generación de energía eólica como un beneficio, ya que evitamos emisiones contaminantes.

El segundo es estudiar cómo afecta la implantación de aerogeneradores al medioambiente.

El impacto medioambiental que puede producir un parque eólico va a depender fundamentalmente del emplazamiento elegido para su instalación, los principales impactos son:

Impacto visual

El impacto visual de estas instalaciones depende de criterios fundamentalmente subjetivos. Un parque de unos pocos aerogeneradores  puede llegar a ser atractivo para algunas personas mientras que una gran concentración de máquinas obliga a considerar el impacto visual y la forma de disminuirlo. En cualquier caso, provocan un impacto paisajístico, pero mientras que para unos ese impacto es positivo para otros no es asumible; se trata de una cuestión de percepciones subjetivas e individuales.

Impacto sobre las aves

Los estudios realizados concluyen que este impacto es muy pequeño frente al producido por causas naturales. Un estudio español ha determinado que la tasa de colisiones de aves es del 0,1%. Estudios similares realizados en Dinamarca han concluido que las aves se acostumbran rápidamente a los aerogeneradores y desvían su trayectoria de vuelo para evitarlos. Será así realmente?

Impacto acústico

El origen del ruido en los aerogeneradores de los años 80 se debía a factores de tipo mecánico; en las últimas décadas se ha investigado mucho este aspecto y se ha logrado rebajar el nivel de ruido significativamente. La experiencia obtenida permite señalar que en las poblaciones más cercanas a las instalaciones no se detecta ningún incremento de ruido, resultando más determinante el tamaño del parque y la distancia a los núcleos poblacionales. Sin embargo, un aerogenerador produce un ruido similar al de cualquier otro equipamiento industrial de la misma potencia. La diferencia recae en que, mientras los equipamientos convencionales se encuentran normalmente cerrados en edificios diseñados para minimizar su nivel sonoro, los aerogeneradores tienen que trabajar al aire libre y cuentan con un elemento transmisor de sonido: el propio viento.

Impacto por erosión

Se produce principalmente por el movimiento de tierras durante la preparación de los accesos al parque eólico. Esta incidencia se puede reducir mediante estudios previos a su trazado.

Interferencias electromagnéticas

El gran tamaño de los aerogeneradores puede producir una interferencia en las ondas de radio, telefonía o televisión, cuando las aspas están en movimiento.

Impacto marino

Los parques eólicos marinos modifican las corrientes de aire en la superficie, y también altera el suelo marino y el transporte de sedimentos: el hecho de que las olas cercanas a los parques eólicos y sus estelas sean más oscuras significa que contienen más sedimentos en suspensión, que el mar que lo rodea.

Aerogeneradores dispuestos en una zona desértica

Por otra parte, si queremos resaltar sus beneficios, podemos decir que los Parques Eólicos:

Producen energía renovable, limpia, segura e inagotable.

Frenan el consumo de combustibles fósiles, lo que contribuye a evitar el cambio climático y avanzar hacia la transición energética.

Se estima que el crecimiento de la producción de energía eólica hasta el 2030 evitará la emisión de 382 millones de toneladas de emisiones de CO2 y evitará la importación de combustibles fósiles con una inversión de 13200 millones de euros.

Son instalaciones móviles, esto es, el área en la que se encuentran puede volver a recuperarse una vez que se desmantelan.

Los costos de mantenimiento de los aerogeneradores son bajos.

Las instalaciones eólicas no interrumpen las actividades agrícolas y ganaderas que se puedan desarrollar alrededor de los parques.

Generan puestos de trabajo. Según el informe Energía eólica en Europa: escenarios para 2030 de Wind Europe, publicado en septiembre de 2017, la industria de la energía eólica proporcionará 569.000 puestos de trabajo para 2030.

Son muchos los aspectos que deberíamos tomar en cuenta a la hora de fijar posición en esta controversia, pareciera que costará tomar medidas que satisfagan a todos, pero lo que sí es cierto e indiscutible es que el planeta  requiere con urgencia acciones que detengan el deterioro que cada vez nos hará  la vida más difícil y menos sana.

Tendremos que analizar cuáles son nuestras prioridades y qué aspectos de la vida que llevamos debemos sacrificar, cuál es nuestro nivel de compromiso en la lucha contra el deterioro del único planeta que por ahora nos permite crear y disfrutar de la vida. ¿Pensarás en ello?

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.